lunes, 20 de diciembre de 2010

EZEQUIEL 33:11 — VOLVEOS.

Escrito por: Eliseo Martínez
1. El texto que tenemos por delante nos dice que Dios no quiere la muerte del impío. Según el contexto, el impío es aquel que vive en rebelión y pecado (33:10). En términos generales, no habla de pecados específicos, pero habla de un estilo de vida extraviado. Habla de alguien que conoce la ley de Dios, pero abiertamente se rebela contra su Dios.

2. La rebelión, Dios la condena como la hechicería y la idolatría. El ejemplo clásico es el del rey Saúl, 1Samuel 15:23, nos narra la sentencia profética: porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la destinación. Antes ya ha dicho: ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios y el prestar atención que la grosura de los carneros, 1 Samuel 15:22.

3. La Biblia enseña que la paga del pecado es muerte, pero también nos enseña que Dios es misericordioso. Por su misericordia quiere evitar la muerte del impío y sólo hay una manera, abandonar los malos caminos y venir al Señor, por lo cual Dios los llama: "volveos, volveos." Hay dos palabras implicadas en esta invitación. La primera es arrepentimiento, reconocimiento de que se va por caminos que no agradan absolutamente a Dios, sino que más bien atrae su ira y juicio. La segunda es conversión, es dar media vuelta y dar la espalda al pecado y caminar en pos de Jehová.

4. ¿Por qué moriréis, oh casa de Israel? Es una pregunta con doble respuesta. La primera es, si no os volvéis moriréis. La segunda es, si os volvéis no moriréis. 

5. Dios, es Dios de vida, y da vida a aquellos que vienen a él, arrepentídos de su rebelión y pecado. El Nuevo Testamento dice: la paga del pecado es muerte, pero el regalo de Dios es vida eterna

2 comentarios:

  1. difícil entender que por un lado el SEÑOR no desea la muerte del impío, y por otro lado es ËL quien pone el querer y el hacer en nuestros corazones. Entonces porqué no pone en todos el deseo de buscarle?. ËL es quien nos llama, es ËL quien nos encuentra, es ËL quien se nos muestra, es su Espíritu Santo el que nos atrae a ËL. Es ËL quien decide a quien salva y a quien no....¡ Te ruego entendimiento mi SEÑOR¡¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. simplemente hermano, porque el es respetuoso de tu desición, asi que ¡tu decide!

    ResponderEliminar