miércoles, 2 de enero de 2013

OBJETIVOS



Por: Eliseo Martínez

INTRODUCCION
Chester O. Galloway, afirmo lo siguiente: “los objetivos más que en cualquier otra época de la historia, deben ser articulado en su dirección” (Explorando la Educación Cristiana, pág. 84) Hay un variado contexto de disciplinas y tareas, donde es válida esta afirmación.
Si es el trabajo pastoral, el tener objetivos, se traduce en dos aspectos esenciales y fundamentales: (1) toda acción a seguir debe ser determinada por objetivos claros y específicos. (2) La búsqueda de los objetivos trazados, requiere el coordinar adecuadamente toda acción.

OBJETIVOS
El trabajo pastoral es muy amplio y posee variantes determinadas por la iglesia que se pastorea. Variantes geográficas, socioculturales y la habilidad o competencia misma del pastor. Esta realidad requiere que la tarea pastoral se enfrente responsablemente, conociendo donde nos encontramos y que queremos alcanzar.
¿Qué queremos alcanzar? Si queremos lograr resultados trazados, se debe invertir tiempo suficiente y articular clara y específicamente que objetivos queremos alcanzar, para ello definamos que entendemos por objetivos y en segundo lugar como podemos elaborarlos en palabras claras entendibles.
¿Qué entendemos por objetivos? Paul Vieth, nos dice: “Es una declaración de un resultado conscientemente aceptado como el producto deseado de un proceso dado”. Según un diccionario de sinónimos, otras palabras que describen objetivo, son: propósito, finalidad, designio, meta, destino.
Jesús nos ilustra, el trazarse un objetivo para lo que se hace al llamar a sus discípulos les expuso su objetivo: Seguidme y yo os hare pescadores de hombres” (Mateo 4:19). Jesús llamo a Pedro y a su hermano Andrés para formarlos como pescadores de hombres. Esta es la razón por la que al final de su ministerio les comisión el ir y hacer discípulos a todas las naciones, Mateo 28:19-20.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada