lunes, 8 de noviembre de 2010

ISAÍAS 45:22 — MÍRENME.


1. Esta invitación la encontramos en un texto bíblico, en el cual Dios dice: No hay más Dios que yo (Isaías 45:21). Jehová dice sobre sí mismo, que él es el único Dios, todos los demás no lo son.

2. El único que puede brindar salvación es Jehová, por eso dice: Mírenme. Mírenme y sean salvos, salvos de perecer, por confiar su vida en un dios que no lo es (Isaías 45:20). Ruegan a un dios que no salva. Solo Jehová salva, él es el único, Jonás tuvo que reconocer, que Jehová es salvación (Jonás 2:9). El salmista David decía: Jehová es mi luz y salvación. No miren a otro dios, no se auto engañen, fuera de Jehová no hay Dios. Mírenme a mí y sean salvos, solo yo puedo salvar, fuera de Jehová no hay salvación. Jehová ofrece salvación integral. El es salvador en lo espiritual y en lo físico-temporal.

3. Jehová salva de los peligros de la guerra. El contexto de Isaías 45, es un contexto de guerra, permitida por Dios como un castigo por el pecado. La guerra es instrumento de Dios para castigar al pueblo. El remanente será salvo, protegido, solo si pone su confianza en Dios. Miran a Jehová. 

4. Jehová salva de la enfermedad. Un resultado natural de las guerras, son las epidemias que causan mortandad, por la escasez de alimento, agua y energía eléctrica y la sobrepoblación de los campos de batalla. Jehová salva en medio de la destrucción a aquellos que ponen su fe en él. 

5. Sobre todo, Jehová salva de las consecuencias del pecado. Esta verdad está detallada en el mensaje evangélico del Nuevo Testamento. Solo Jehová salva, viene a ser solo Jesús Salva; Pedro dice y en ningún otro nombre hay salvación. Mirar a Jehová es mirar a Jesús. El dijo: Nadie viene al Padre, sino por mí.

6. Mírenme todos. El texto bíblico dice: Todos los términos de la tierra... La invitación es mundial... Dios, no es Dios de un pueblo solamente, Dios es Dios de todo el universo. La salvación está disponible para el mundo porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a su hijo único, para que todo aquel que él crea, tenga vida eterna.

7. Cuando Dios dice, mírenme a mí, está diciendo crean en mí. Jesús les dijo a los suyos... no se turbe vuestro corazón creen en Dios, creed en mí también. No hay otra alternativa, que mirar a Dios, el abrigo y el socorro, Salmo 121.
TEM

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada